domingo, 31 de julio de 2016

Cómo ahorrar en época de desaceleración económica



Soy un fiel creyente de que los hábitos financieros realmente nos cambian la vida. Más allá de estar viviendo en épocas de bonanzas o de crisis, estos hábitos son infalibles para evitar pasar por situaciones catastróficas.

Los hábitos financieros no tienen nada que ver con el tipo de ingresos (hay muchos millonarios endeudados por no saber dominarlos), pero sí tienen que ver con dominarlos cuanto antes y mantenerlos saludables el mayor tiempo posible.

En esta entrega comparto 10 consejos para poder ahorrar, inclusive en tiempos de crisis o desaceleración económica. Siguiendo estos consejos, se puede atravesar esta situación con la menor cantidad de problemas posible.

1.- Llevar control de gastos
​ La gran mayoría de las personas no llevan un análisis exhaustivo de sus gastos, razón por la que llegan a fin de mes estirando lo poco que queda de dinero. Llevar un buen control ayudará a saber adónde se va el dinero y también a utilizarlo de forma más inteligente.

2.- Vivir con 90% de ingresos
​ Mientras más ganan las personas, más gastan sin darse cuenta. Sin embargo, si nos mantenemos utilizando un 80% o 90% de lo que ganamos, ese 20% o 10% podría destinarse al ahorro. Mucho mejor si este hábito lo adoptamos antes de cualquier desaceleración económica y dominamos la técnica.

3.- Limitar ciertos lujos
​ En los momentos de crisis, muchas personas no quieren aceptar que su ritmo de vida pueda cambiar y siguen como si nada. En estos momentos es clave comenzar a limitar lujos para destinarlos a ahorro. Las crisis pasan, pero el no saber adaptarnos puede generar secuelas durante gran parte de nuestra vida.

4.- Fondo de ahorro
Es clave entender que antes (y durante una crisis) es importante tener un fondo de ahorro. No importa que se pongan 10 dólares al mes o 1.000, lo importante es comenzarlo y no dejar de meter dinero todos los meses. El hábito del ahorro no se basa en montos, sino en la constancia y el tiempo que se lo mantenga.

5.- Fondo de emergencia
​ Muy pocas personas tienen fondos de emergencias. Es vital tener uno para evitar utilizar el dinero de ahorro en casos de eventualidades que no podemos controlar. Esto combinado con la técnica de vivir con el 80% o 90% de ingresos es clave.

6.- Separar dinero por semana
​ Una técnica muy interesante es aprender a utilizar sobres donde pongamos el dinero que acabamos de cobrar y que podemos utilizar durante cada semana. Si se planifica bien esto, se evitará incurrir en gastos extras y se dominará el presupuesto asignado a cada semana, permitiendo inclusive ahorrar parte del salario.

7.- Escapar de las deudas
​ Si de por sí cuesta mucho manejar deudas en tiempos normales, en las crisis esto se incrementa. En épocas de desaceleración económica es clave liberarse de todas las deudas posibles, antes de que nos terminen apretando nuestros ingresos.

8.- Utilizar el dinero disponible
​ He visto cómo en muchos países en desaceleración económica las personas comienzan a utilizar sus tarjetas de crédito. Grave error. Es importante utilizar solo el dinero que tengamos, para no caer en deudas que no podamos pagar y comprometer la economía familiar.

9.- Deshacerte de ciertas cosas
​Si la crisis es muy fuerte, es momento de entrar al plan B. Esto significa comenzar a vender cualquier elemento que no cambie drásticamente nuestras vidas, pero que permitan capitalizarse un poco. Puede ser una consola de videojuegos, un televisor, un reproductor, una bicicleta o lo que se nos ocurra.

10.- Compra inteligente
​ El último consejo es aprender a planificar las compras. Tratar de evitar la compra irracional y planificar todo lo posible. Esto es simple si sumamos los gastos fijos semanales o mensuales que tenemos, a otras actividades que podríamos tratar de planificar, como por ejemplo la compra mensual del supermercado o inclusive las salidas de entretenimientos, ocio o salidas familiares

No hay comentarios:

Publicar un comentario