lunes, 29 de agosto de 2016

Oficinistas pueden aprender de los atletas olímpicos

Uno de los atractivos de ver a los atletas olímpicos compitiendo es tratar de comprender cómo y por qué gente común y corriente realiza hazañas extraordinarias. Si hay una cosa que los distingue del trabajador promedio que lleva a cabo tareas cotidianas es lo siguiente: la práctica.

Para los atletas, el entrenamiento parece constituir el 99% de su existencia en contraste con el 1% del tiempo dedicado a competir en eventos que el público llega a presenciar. ¡Y qué clase de entrenamiento!

Testimonios ejemplares

The Guardian la pasada semana describió el "extenuante entrenamiento en el gimnasio” de Adam Peaty, el campeón de natación estilo pecho, quien fue el primer medallista de oro de Gran Bretaña durante los Juegos Olímpicos de Río. El personal de la piscina municipal "una vez lo vio derrumbarse sobre su entrenador después de completar una agotadora sesión de pesas, tal es su feroz ética laboral”.

En su análisis del éxito de las gimnastas estadounidenses, la revista Time alabó la labor de la coordinadora nacional Martha Karolyi, quien en una ocasión obligó al equipo a ir directamente al gimnasio después de un vuelo de 16 horas. "Yo me quedé sorprendida, esta mujer está loca; no voy a poder hacerlo, me voy a morir”, recordó la estrella estadounidense Simone Biles, la gimnasta campeona en todas las categorías durante las Olimpiadas de Río.

"¿Cuándo es suficiente?” preguntó Tania, la infinitamente paciente esposa de Mo Farah, en un documental sobre el exigente régimen de preparación del corredor del Reino Unido para las competencias en Río. Nunca, fue el mensaje implícito de su régimen. El principal reto de los entrenadores de Farah parece ser persuadirlo de tomar un descanso de su agotadora rutina.

Para la mayoría de los oficinistas, por el contrario, un poco de entrenamiento es más que suficiente y un "feroz” deseo de hacer más sería considerado, sin lugar a dudas, raro. Mientras que los entrenadores olímpicos monitorean y miden cada uno de los aspectos de los resultados de los regímenes de entrenamiento de los atletas, las encuestas sugieren que sólo una fracción de los profesionales de aprendizaje y de desarrollo de verdad evalúa el efecto de sus programas sobre el negocio.

Por supuesto, los paralelos olímpicos sólo pueden aplicarse hasta cierto punto. Es fácil autoengañarse con que existen similitudes entre la sesión en el gimnasio de las gimnastas estadounidenses después de su vuelo y un equipo de consultores, por ejemplo, yendo directamente desde el avión a una reunión con un cliente. Pero el equivalente empresarial sería pedirle a ese grupo que se sentara a escuchar una sesión de capacitación de tres horas sobre cómo aplicar un nuevo software de gestión de relaciones con los clientes.

La distancia entre los dos mundos realmente se hace evidente cuando los atletas de tiempo completo buscan empleos normales. Para un estudio de cómo los exatletas olímpicos lidiaban con la situación, los investigadores entrevistaron a "Emma” quien, cuando se convirtió en maestra de una escuela primaria, extrañaba la estructura, los comentarios acerca de su desempeño y la búsqueda de la perfección que su régimen de entrenamiento le había ofrecido. "No tenía ninguna medida de cómo me estaba desempeñando o si estaba yendo por buen camino”, dijo Emma. "Yo estaba abrumada por el hecho de que esto ya no era mi realidad”.

La verdadera motivación

¿Existe algo que el estudio de los atletas olímpicos y sus horarios de práctica intensiva pudiera revelar para ayudar a los oficinistas y a sus gerentes?

Una pregunta es qué motiva a los deportistas. La respuesta tradicional se centraría en la recompensa: el deseo de "subir al podio” o de lograr los beneficios a más largo plazo del patrocinio y de la celebridad que el éxito deportivo pueden acarrear. Pero este camino conduce inútilmente a un voto por bonos en efectivo en el ámbito empresarial, cuando la investigación indica que este tipo de incentivos no es tan útil para animar a la gente a completar las complejas funciones del lugar de trabajo moderno.

Un área más interesante para explorar es si los atletas tienen una predisposición específica para entrenar tan arduamente como lo hacen. "No es como que él tenga un trabajo de 9:00 a 17:00 y que se ‘desconecte’ el viernes en la noche”, le comentó Susie Verrill, la compañera del medallista de oro de salto largo Greg Rutherford, al Telegraph antes de los Juegos Olímpicos de Río. "Él se entrena todos los días, incluyendo los fines de semana y los cumpleaños, llueva, truene o relampaguee. Algunas noches se va al gimnasio a las 22:00. Incluso se entrena en la mañana de Navidad”.

En su libro Peak, Anders Ericsson, quien estudia la "práctica deliberada”, destruye el mito del "talento natural” y el "don” de la fuerza de voluntad.

El trabajo académico del psicólogo inspiró la simplificada "regla de 10.000 horas”, popularizada por el autor Malcolm Gladwell, como la clave para el dominio de cualquier disciplina.

El profesor Ericsson escribió que la práctica abundante hace al maestro, pero también es posible que un entrenamiento intenso produzca "cambios en las estructuras cerebrales que regulan la motivación y el disfrute”.

A los atletas no les encanta el entrenamiento -incluso entre los muchos clichés que promueven los atletas olímpicos durante las entrevistas, pocos hablan de querer hacer ejercicios- pero los neurólogos se preguntan si están mejor predispuestos que el resto de nosotros para ignorar el dolor y el aburrimiento de la práctica constante en aras de una fama futura.

Según los investigadores, se necesita todavía más investigación. Pero si los científicos pueden encontrar la manera de identificar y destilar esa forma de motivación e inyectar una pequeña cantidad en el lugar de trabajo para inspirar a los trabajadores comunes para que mejoren, los científicos realmente se merecerán una medalla.

(c) 2016 The Financial Times Ltd. All rights reserved.

La rebelión de la economía informal

Ha conmocionado las noticias de los últimos días de agosto y mucho más con el anuncio oficial del asesinato del viceministro Rodolfo Illanes, autoridad del Ministerio de Gobierno que tiene por función esencial asegurar el orden público y la seguridad de los ciudadanos. Durante varios días se han presentando enfrentamientos entre las policía y los cooperativistas que dejaron lamentablemente heridos en ambos lados.

El conflicto se ha presentado entre cooperativas de la actividad minera y el Gobierno por varios motivos que se traducían en un conjunto de pedidos que le hacían al Órgano Ejecutivo los cuales no fueron atendidos de la manera que solicitaban los cooperativistas. El detonante final del conflicto fue la promulgación de la Ley 149 que reconoce a los sindicatos en las organizaciones cooperativas. Además, los cooperativistas mineros pedían que se les permita la asociación con empresas privadas extranjeras. Autoridades de gobierno revelaron que existían 31 contratos suscritos entre cooperativistas mineros y empresas privadas extranjeras que en su mayoría no habrían sido autorizadas por la Corporación Minera de Bolivia.

La esencia de estos preocupantes conflictos radica en lo que el destacado economista peruano Hernando de Soto llamó El Otro Sendero, en su libro escrito en los años 80. Este llamativo título respondía a que en esa época Perú estaba asolado por las guerrillas de Sendero Luminoso, que desde una posición radical de izquierda ofrecían a los peruanos la solución a todos sus problemas socioeconómicos, la superación de la pobreza, la industrialización del país y el otorgamiento de trabajo a todos. Para de Soto había otro sendero que lograría los objetivos citados, que sería formalizar la economía.

El autor destaca que para resolver los problemas de los países subdesarrollados hay que estudiar lo que se denomina economía informal. De Soto encuentra que en esos tiempos ya en Perú la actividad económica informal había alcanzado una gran magnitud en contra de la ley. La economía informal sería la respuesta natural de la gente pobre para generar algunos ingresos que les permita atender sus necesidades básicas, pero que por su naturaleza no era posible que logren superar el problema de la pobreza. La baja capacidad productiva de los países latinoamericanos sería consecuencia precisamente por la enorme magnitud que alcanzó la actividad informal, denominada también "actividad negra, escondida o marginal”.

En el caso de Bolivia, alguna información proveniente ya del año 2009 destaca que el mayor porcentaje de jóvenes en empleo informal alcanzaba el 88 por ciento. Hay que destacar que el trabajo informal no tiene los beneficios de jubilación, no tiene cobertura sanitaria ni derechos laborales. No se cumple con la norma del salario mínimo y menos con la decisión reciente de otorgar un segundo aguinaldo.

¿Por qué se produce esta realidad? Lo primero que hay que señalar es que Bolivia no es un país estricto de Estado de derecho, entendida como el Gobierno de la ley, donde el Presidente del Estado lo que hace es ejecutar lo que dispone la ley, porque se supone que los representantes del pueblo, que componen el órgano legislativo, son los que norman la vida social, y no las negociaciones que se realizan entre el Poder ejecutivo y los grupos sociales de interés.

A principios de 2012 se dio la toma de minas por los "originarios”, comunarios y cooperativistas, aunque legalmente todo el territorio nacional es reserva fiscal. Es conocido el hecho de que la empresa estatal minera de Huanuni se vio obligada a contratar 4.000 cooperativistas para zanjar un grave problema que se había presentado en cuanto a las áreas de explotación.

Un hecho conocido es que las cooperativas no invierten en exploración y su proceso de extracción de los minerales es artesanal y rudimentario.

¿Cuántos cooperativistas mineros hay? En verdad nadie sabe. Se dice que pueden superar las cien mil personas, lo cual sería una gran magnitud de gente y un conflicto con ellos puede ser de insospechadas consecuencias.

Otro problema, que ya es crónico en la minería boliviana, es la continua caída de la calidad de los minerales, lo que en lenguaje minero se conoce como el grado de su pureza. El costo de extraer minerales de alta ley es bajo en comparación a los de baja ley. Se continúa con la explotación de reservas ultra ya explotadas y el reto es encontrar nuevas reservas, lo que implica introducir enormes cantidades de capital y tecnología, lo que Bolivia no posee. Comibol no cuenta con los recursos enormes que se requiere para exploración minera, como también es el caso de los hidrocarburos. Y esto sólo será posible atrayendo inversión extranjera directa, lo cual quieren hacer las cooperativas mineras

Pero no sólo está el problema en las denominadas cooperativistas mineros, sino está presente la informalidad en toda la actividad económica. Como nunca las asociaciones de gremiales salen en marchas de protestas, bastante ruidosas por las calles de la ciudad de La Paz para no pagar impuestos, y para que se les respete sus puestos de venta que los tiene ubicados en cualquier calle que ellos ven por conveniente. Por doquier se ven puestos de comercio de todo tipo y que son informales.

¿Cuál es la solución? Se debe incentivar la creación de empresas formales, con trámites ágiles y sencillos, bajar los impuestos, eliminar los aranceles de importación y el pago del IVA en fronteras. Sólo la creación de empresas privadas garantizará el trabajo formal.

*Profesor emérito de la UMSA y expresidente del Banco Central de Bolivia

5

Nueva empresaria Romina Rocamonje Fuentes

Con ansias de crecer belleza e inteligencia

Tras dejar la corona de Miss Bolivia 2015, la hermosa modelo beniana retoma su vida y comienza a desarrollar proyectos.

Hoy, Romina llega de unas plácidas vacaciones en Miami, Estados Unidos, para presentar junto a la agrupación musical “Mister T”, su nuevo video clip, titulado “Cómo puedo dejar de amarte”, de su nuevo CD, en el Mol Ventura de Santa Cruz.

Para esta hermosa mujer, trabajar en la filmación del video clip fue una nueva experiencia, la cual desempeñó con mucha satisfacción, aunque nunca pensó que en algún momento recurriría a sus dotes de actriz.

“Fue una experiencia divertida y si vuelven a ofrecerme seguro que me animaría”, afirma Rocamonje, entre medias sonrisas.

A los 23 años, tiene varios planes, entre ellos está la inauguración de “Queen Spa”, en Santa Cruz, con el que iniciará su carrera empresarial.

“Tal vez por el trabajo de modelaje me interesé en las técnicas, productos y equipos de belleza; y eso es lo que estoy importando para cuidar la imagen personal de mujeres y varones. Siempre con lo último en tecnología y espero que sea mejor de lo que estoy pensando”, asegura.

De igual manera, la ex reina de belleza quiere retornar a sus estudios, ya que casi no le falta nada para obtener el título profesional en la carrera de Medicina Veterinaria y Zootecnia en la Universidad Gabriel Rene Moreno.

“Solo me falta un año y completaré mi formación. Eso es algo que amo y que estoy segura de que podré alcanzar también esta meta”, señala.

Pero, no es el final para esta hermosa modelo puesto que ella aún continua cumpliendo el contrato que tiene con Promociones Gloria, que culminará en dos años.

“Estoy agradecida con Dios y con la vida, ya que nunca me falta trabajo”, afirma Rocamonje.

Por ejemplo, a la fecha ya tiene confirmada su participación en la Expocruz de este año y otras propuestas de trabajo.

TRAYECTORIA

Romina Rocamonje Fuentes es reina de belleza boliviana, ganadora de los títulos Miss Bolivia 2014, Reina Hispanoamericana 2014.

En 2015 representó a Bolivia en el evento de Miss Universo 2015.


martes, 23 de agosto de 2016

La intolerancia de Trump muestra que los ejecutivos no están hechos para la política


Michael Skapinker/ Financial Times Newspaper Spanish

Necesitamos líderes políticos con experiencia práctica en el mundo real. Muchos de los que nos gobiernan nunca han trabajado fuera de la política. Éste es un llamado frecuente. Pero si pensamos que los líderes empresariales son la respuesta, Donald Trump, el candidato republicano a la presidencia de EEUU, proporciona un ejemplo casi a diario de lo difícil que es saltar la brecha entre administrar una empresa y ganar elecciones.

Expuestos al control y a la crítica
Hay dos razones. En primer lugar, líderes empresariales tales como Meg Whitman y Carly Fiorina, quienes perdieron en las elecciones, no parecieron entender que los titulares de cargos políticos tienen menos control sobre los acontecimientos que un director general. Mientras que el jefe de un negocio puede contratar, despedir, adquirir y vender, el presidente de EEUU incluso tiene que apegarse a la constitución y puede ser bloqueado por el Congreso, como el economista político Francis Fukuyama ha señalado.

Los primeros ministros británicos tienen más poder ejecutivo y legislativo, pero todavía tienen que enfrentarse a rivales que podrían retar su trabajo. ¿Los agravios que Tony Blair toleró de su canciller Gordon Brown? Ningún ejecutivo de negocios lo habría aguantado durante una semana, y mucho menos por 10 años.

La segunda, y más importante razón por la que los líderes empresariales fracasan en la refriega política es que no están preparados para la crítica, los insultos y las burlas que deben soportar.

La prensa a veces ataca a los ejecutivos. Los políticos de vez en cuando los atacan también. Cuando son llevados ante comisiones legislativas, reaccionan mal a la clase de interrogatorios que los que ocupan un cargo público esperan como una cuestión de rutina.

Algunos responden engañosamente, como el minorista británico Sir Philip Green cuando en junio un comité de la Cámara de los Comunes le pidió que explicara el déficit en el fondo de pensiones de BHS, la cadena que gestionó que desde entonces quebró. O parpadean en las luces brillantes de una audiencia televisada y se enredan en sus respuestas, como las reacciones de los ejecutivos de Starbucks, Amazon y Google cuando se les preguntó acerca de sus impuestos por un comité del Parlamento británico en 2012; y también los jefes de la industria automotriz de EEUU, cuando los inquisidores del Congreso exigieron saber por qué habían volado a Washington en aviones privados en 2008.

Falta de manejo del público
Pocos jefes de negocios saben lo que se siente enfrentarse a la vituperación que soportan los políticos o a ser caricaturizados sin descanso. Steve Bell, caricaturista para The Guardian, decidió que la rosada y brillante complexión de David Cameron le hacía parecer como si tuviera un condón sobre la cabeza, y dibujó al exprimer ministro de esa manera durante años. Zapiro, la caricaturista sudafricana, siempre dibuja al presidente Jacob Zuma con una ducha creciéndole de la cabeza, para que nadie olvide que en 2006 en su juicio por su presunta violación de una mujer con VIH (del que fue absuelto), dijo que había evitado la infección tomando una ducha.

Los políticos pueden aborrecer estas representaciones, pero tienen que soportarlas. Bell afirma que Cameron le dijo una vez que "un condón sólo llega hasta cierto punto”, aseveración que incluyó en el camión de mudanzas que formaba parte de la caricatura que publicó el mes pasado mostrando a los Cameron dejando el número 10 de Downing Street.

Los directores generales, por el contrario, están rodeados por gerentes y personal que quieren ganar su aprobación. Retar a un jefe no beneficia a nadie. Los líderes empresariales se acostumbran a la admiración, pero esto puede volverlos intolerantes ante las críticas de los externos. Un líder de negocios retirado una vez llamó a gritarme por escribir que no sabía aceptar las críticas.

Los encargados de prensa de los políticos tratan de intimidar a los críticos también, pero los que corren con éxito a un cargo público saben que a menudo tienen que soportar las palabras hirientes.

Tino político
Cualquier líder político podría haberle dicho a Trump que no ataque a Megyn Kelly, una presentadora de Fox News, diciendo que tenía "sangre saliéndole de los ojos, sangre saliéndole por donde fuera”. Un político sensato hubiera respondido a las críticas de los padres de un soldado estadounidense musulmán muerto diciendo lo mucho que respeta su sacrificio, en lugar de sugerir, como lo hizo Trump, que deberían de haber impedido que la madre del soldado hable en la convención demócrata.

Pocos directores generales son tan abusivos hacia sus detractores como Trump. Incluso menos empresarios hablan tan imprudentemente buscando peleas. Muchos, con razón, objetarán ser comparados con él. Pero él es sólo un ejemplo extremo del jefe narcisista que, una vez que entra en la vida pública, no puede creer que la gente se atreva a criticarlo.

(c) 2016 The Financial Times Ltd. All rights reserved.

Errores de imagen: “en el periódico sí, pero que no lo sepan mis amigos”

María José Rodríguez *

Una empresa creyó que tenía una crisis de reputación el momento en que su nombre formó parte de una página digital que resume las noticias del día en los medios de circulación tradicional. Como esta página llega a la mayor parte de la comunidad empresarial y la empresa en cuestión es parte de ésta, sintió que la noticia se dirigía directamente a su círculo más íntimo. Y por ello entendió que tenía un problema.

El gerente general de la empresa, incluso, se dio el tiempo de llamar a los productores de esta página de resumen noticioso y pedir que sacaran el nombre de la empresa del titular. La empresa miró con preocupación el resaltar de su nombre en una página de circulación digital y restringida, mientras que pasó por alto una impresión en blanco y negro en las planas de un periódico con tiraje de algunos miles de ejemplares y de llegada nacional. La noticia que hablaba sobre la empresa había resaltado su nombre en el titular, fue publicada un horas antes de producirse el resumen noticioso.

Más cercano, mayor el temor
La alerta la dispara una publicación pequeña que circula mediante el envío de correos electrónicos: algo así como una hoja informativa sólo para amigos. ¿Por qué entonces tanta preocupación? Pues quizá justamente porque la publicación es "familiar” y despierta preguntas incómodas de gente conocida. Es la cercanía -la llegada de una mala nueva o una noticia capaz de poner en duda el comportamiento institucional deseado o proyectado- la que genera una sensación de riesgo de imagen. Una publicación mediática, una noticia "con todas las letras” pasa, en cambio, desapercibida.

¿Cuál es la razón para ello? Cosas simples. La primera es que la mayor parte de las empresas del siglo XXI, en nuestro país, aún no han establecido una rutina sistemática de monitoreo de noticias que las aludan directa o indirectamente y hacen una pobre lectura del contexto.

La segunda, muchas empresas mantienen aún la idea de que el "bajo perfil” las libera de toda cercanía con la opinión pública. Sin embargo, no hay empresa que hoy no roce, de alguna manera, el ámbito de "lo público”. Y ello dado a que miles de clientes, cientos de públicos relacionados y unas cuantas decenas de autoridades y líderes de opinión se hallan pendientes, no sólo del producto o servicio ofrecido en el mercado, sino del comportamiento institucional de las organizaciones.

La tercera es la falsa idea de que las noticias sobre economía y empresa provienen de la voluntad reveladora de una de ellas, es decir, cuando formalmente ésta ejerce la vocería y ofrece información a un medio. La realidad es que cada día más, las empresas son fuentes informativas, digámoslo así, "dormidas” y despiertan a la luz de hechos que se relacionan con ella, su actividad, o la categoría a la que pertenece. Es necesario saber leer el contexto para entender cuándo podría una empresa ser parte de una noticia, así no haya voluntad de hacerlo.

Noticia o rumor ¿qué impacta más?
El ejemplo (real y no fabulado) muestra la sensibilidad de los directivos empresariales ante la potencial creación y dispersión de un rumor y una clara minimización de la publicación formal. Ciertamente, ambos, noticia y rumor, impactan de frente contra la reputación institucional. El rumor estimula la aparición de una "duda razonable”. En cambio, una noticia difundida por un medio formal, más si éste es reconocido y goza de credibilidad, no admite aquella duda y lo publicado se asume como verdadero hasta que haya una rectificación que no todos suelen revisar. La confianza en una noticia es más alta que la de una publicación independiente.

La vértebra sobre la que aprieta esa publicación "familiar” es la de la imagen cercana, aquella que se ha creado entre los públicos de un círculo al que fácilmente se puede llegar para rectificar la información. Pero la noticia es la que verdaderamente golpea sobre la imagen institucional y las empresas deberán aprender a gestionarla, respetando las lógicas periodísticas y saltando la visión comercial.

(*) La autora es especialista en comunicación estratégica.

El ahorro dentro de las finanzas personales

El distinguido lector de esta Columna coincidirá conmigo en que una realidad innegable en nuestro país es que la educación en finanzas personales que recibimos en el colegio o en la universidad deja mucho que desear.

La mayoría de las personas que conocemos gestionan su dinero de manera poco apropiada y tienden a endeudarse fácilmente poniendo en riesgo su patrimonio y el de su familia. Es por ello que una educación financiera básica en nuestra comunidad es de suma importancia para que tengamos finanzas familiares sanas y podamos optimizar el uso del dinero, considerando la planificación adecuada de nuestros ingresos, gastos, ahorros o inversiones.
De esa manera, distinguidos lectores, en esta ocasión comparto con ustedes algunas ideas básicas sobre cómo lograr ahorrar.

Cómo comenzamos
Suponiendo que cada uno de nosotros puede generar ingresos propios o tiene un sueldo fijo, ya hemos cubierto la mitad del camino para poder ahorrar. Mensualmente, una parte de los ingresos que percibimos la podemos destinar al ahorro, dependiendo de los gastos fijos que enfrentemos todos los meses, como ser el alquiler, el agua, la luz, el teléfono, internet y otros similares.

Hay personas que, como dice mi sabia madre: "llegaron al mundo con la marraqueta bajo el brazo” y pueden ahorrar más de la mitad de sus ingresos ya que son emprendedores o profesionales jóvenes (o no tan jóvenes) que no tienen muchos gastos fijos pues viven aún en la casa de sus padres y comen de la olla grande; pero, por otro lado, hay personas que viven apretadamente y no pueden generar ahorros todos los meses, pues tienen que cubrir gastos fijos altos, como por ejemplo muchas madres y padres de familia con hijos pequeños en edad escolar.

En esa línea, inicialmente es de vital importancia evitar tener muchos gastos no necesarios en nuestro diario vivir, como por ejemplo todos aquellos productos tentadores que nos pudieran llamar la atención en vitrinas rimbombantes con grandes letreros de "en liquidación” por 20%, 30%, o 40% del precio original. Para tomar la decisión de comprar o no este tipo de productos, uno deberá responder honestamente a tres preguntas: La primera es si el producto, prenda de vestir o accesorio tecnológico es indispensable para nosotros, o si es sólo un gustito o un capricho. Si la respuesta es que es sólo un gusto, se puede decidir prescindir de la compra.

La segunda interrogante deberá ser cómo se pagará por la nueva adquisición. Si es en efectivo, tenemos un mecanismo de control que es nuestra disponibilidad inmediata de dinero, pero si es a crédito (o con tarjeta de crédito) tengamos cuidado, pues muchos de nosotros nos manejamos con las tarjetas como pudieran hacerlo los monos con ametralladoras.

Finalmente, debemos reflexionar sobre el grado de satisfacción y de utilización de nuestra flamante compra. Si la satisfacción del uso y la cantidad de veces que utilizaremos nuestro nuevo accesorio son bajas, quizás tengamos que repensar la compra, pues en muchas ocasiones nos hacemos de cosas para que al final las usemos una o dos veces al año y queden olvidadas al fondo del ropero o de algún cajón en nuestro escritorio.

Si después de hacer el análisis planteado, el paciente lector aún decide efectuar la compra, debe estar consciente de que la hizo en detrimento de otros gastos, por lo que es recomendable que lleve el registro de sus egresos, los contraste con sus ingresos y no termine el mes "rascando sus bolsillos” con cuentas sin pagar.

Endeudarse por cosas no necesarias
El dinero es muy difícil de ganar pero fácil de gastar, por ello hay que evitar endeudarse para comprar cosas innecesarias como un primer paso para una vida financiera sana.

En esa dirección, ahorrar mensualmente un porcentaje determinado de los ingresos es una buena práctica para generar una cultura de ahorro en nuestra familia.

Más aún, una estrategia recomendable es involucrar a nuestras hijas e hijos en la planificación financiera, haciéndoles entender las prioridades comunes de cubrir costos fijos como ser sus estudios, gastos de la casa, o cancelar préstamos, entre otros. De esa forma, es importante dar el ejemplo a los pequeños de que no hay que utilizar el dinero "ligeramente” comprando compulsivamente en grandes cantidades; más bien es necesario definir prioridades e identificar lo necesario de lo deseado, estableciendo objetivos alcanzables de ahorro para poder comprar bienes de calidad que puedan satisfacer nuestras necesidades y, en algún caso, nuestros gustos.

De esta forma, dentro de nuestra familia y comunidad podremos generar conciencia sobre el valor del dinero, cuánto cuesta ganarlo y cómo puede ser gastado de manera responsable.

* El autor, economista, es especialista en
estrategia financiera.

miércoles, 17 de agosto de 2016

Veo mucha competitividad en Bolivia, sólo falta actualizarse



Gladys Miguel Días es presidenta del Consejo Iberoamericano en Honor a Líder de Líderes (Cihll), una organización sin fines de lucro destinada a apoyar a los empresarios de la región continental en capacitación, tecnología y marketing. La experta, que también es directora de Marvy Center, una escuela de capacitación de modas, se encuentra en Bolivia para impartir un curso gratuito, para empresarios en el área textil, mediante la extensión de moldes de prendas de vestir, aproximación a nuevas tecnologías y marketing.

-¿Qué es el Consejo Iberoamericano y por qué se autodenomina como Líder de líderes?

-Porque va dirigido a empresarios, que son líderes de sus empresas. Cada vez que se hacen estos congresos, se llaman a consejo internacional de líderes de líderes, porque son congresos empresariales, ruedas de negocios, franquicias, a nivel internacional. Cada año se va impulsando en cada país, y luego se hace una integración invitando a todos los países de Iberoamérica en un país designado cada tres años.

-¿Quiénes integran el Consejo?

-Son 18 países de Iberoamérica, además de España y Portugal.

-¿El objetivo?

-El objetivo es ayudar a los empresarios a conseguir nuevos mercados, a confirmar franquicias con sus productos y sus empresas, lograr contactos y tener capacitaciones entre empresarios. A través de estos eventos y ruedas de negocios se consiguen esos apoyos, soportes para el crecimiento de estas empresas. Muchas veces, las empresas pueden demorar cinco o 10 años para conseguir algo que con estos eventos pueden lograrse en uno o dos años.

-¿De qué manera se traduce la visita de ahora?

-El consejo también ayuda a capacitar a las empresas en lo que piden. En este caso, queremos hacer modelos en serie en tamaños estándar en la industria del vestido. El Consejo está subvencionando la capacitación en Bolivia. Al margen de esto, estamos en busca de un representante de Bolivia al Consejo Iberoamericano. Tenemos un representante en cada uno de los países de Latinoamérica y Centroamérica, pero nos falta en Bolivia, que interceda por las necesidades de los empresarios bolivianos.

-¿En qué consiste esta capacitación en moldes?

-El curso tendrá lugar el 25, 26 y 27 de agosto en el Hotel Cochabamba, es abierto y gratuito. Se trata de moldes en serie en tallas estándar, para las líneas lencería, deportiva y casual. Además se capacitará a las personas en marketing, gestión empresarial y calidad de atención, y cómo formar una micro y pequeña empresa. Pensamos que pueden ayudar a muchas personas, sobre todo a emprendedores que pueden crecer y mirar a otros mercados, local, nacional e internacional. Al final del curso, se dará una certificación avalada justamente por el Consejo Iberoamericano.

-¿Quiénes están invitados?

-Es una invitación abierta para empresarios que ya están en el campo de producción de ropas y para personas que no saben nada y quieren invertir su dinero en algún emprendimiento. Es una oportunidad para ellos. Para producir las ropas por serie, porque ya tienen el arma de la industria que son los moldes, algo que es bien difícil de lograr.

-¿Cuál es la ventaja del empleo de estos moldes?

-Quienes vengan van a poder hacer una camisa, un pantalón, un bléiser, porque la ventaja del curso es que es práctico y didáctico. Simplemente hay que colocar sobre la tela, marcar la talla deseada, cortar la tela y hacer la costura en la casa. La ventaja es que se economiza tiempo, dinero y tela. A diferencia de los sastres y modistas, que son profesionales, el común de los empresarios textiles tiene muchas dificultades en las tallas. Estos moldes permiten un acabado más preciso y exacto.

-¿Ha tenido la oportunidad de ver cómo funciona la industria textil en Bolivia?

-Hemos visto que tienen moldes para tallas americanas, europeas, chinas, porque compran una prenda, la despedazan, y copian los moldes de forma empírica. Esto es un problema para el crecimiento de su empresa. Los moldes que ofrezco están adaptados para Latinoamérica. Además, vimos que les falta un poco en acabados. Tienen las medidas empíricas, pero no todas las tallas sirven para todas las personas. Estos moldes y estos cursos les ayudarán a ser más competitivos y a perder el miedo a la competencia. Mi sugerencia para todos los productores de ropa es que se capaciten y se actualicen con las nuevas tecnologías y con las modas que siempre están cambiando.

-¿Qué nos falta en tecnología?

-Por ejemplo, manejo de programas de computación para los diseños de moda y color.

-¿Qué hay de la materia prima?

-Encuentro problemas en la importación. Por ejemplo, los accesorios, a veces no hay mucha producción ni contactos para la exportación. Yo veo que hay muchos productores competitivos, sólo les falta actualizarse y estarán aptos para la producción.

-¿Cómo ven a las microempresas?

-Están en proceso de aprendizaje y de crecimiento, y creo que hay bastante interés por ser más productivos y competitivos. Creo que están aptos para salir adelante.

-¿En cuanto a marketing?

-En eso hay algo de descuido. Tienen la idea de que ya tengo mi producto y ya está, pero no se preocupan del marketing. Las marcas conocidas siempre están haciendo marketing, nunca paran de vender, nunca paran de ser competitivos.

-¿Han tomado contacto con empresarios privados de Cochabamba o Cadepia?

-Estamos en eso.