domingo, 8 de julio de 2018

Video Erick Saavedra, el CEO de Toyosa que fue mecánico a los 12 años

“Para mí estar metido entre los fierros es normal”, resalta el hombre que comanda desde hace tres años Toyosa. Erick Saavedra Mendizábal es, a sus 41 años, el gerente general de la compañía que conquistó a los inventores de la famosa marca japonesa Toyota para representarla exclusivamente en Bolivia. Nacido en Cochabamba, radicado después de los 11 años en La Paz y formado profesionalmente en EEUU, dice que le encanta vivir con su esposa Jimena Rico Toro y con sus tres hijos en la bella zona cruceña de Urubó, desde hace 14 años. “Mis hijos son cambas y yo digo que soy porongueño”, expresa durante Un desayuno con EL DEBER, en el restaurante del hotel Camino Real.

Con su hermano mellizo Edwin aprendieron de mecánica cuando su padre los llevaba en vacaciones al taller de Toyota en La Paz. Solo tenían 12 años, pero ya exploraban los carburadores. Su jefe de esa época, un técnico en mecánica, hoy es el gerente de servicios, bajo su mando. “Ahí aprendí que saber trabajar es un buen hábito. Me dio base, ya que ahora puedo entrar al taller, ver cómo se cumple una orden de trabajo y determinar el criterio de calidad de servicio. El control físico en la posventa es fundamental. Tenemos mecánicos certificados por Toyota en Japón”.




Saavedra obtuvo el bachillerato en el colegio Calvert de La Paz y previamente había estudiado en el Saint Andrews. “Tuve un tours de colegios, pero eso me ha ayudado a ver las cosas de manera distinta. Fui un poco rebelde. Me gustaban las materias de física y química. Un año me aplacé por artes. Soy malo para dibujar y solo canto en la ducha para que nadie me escuche”, bromea. Cursó durante cuatro años la carrera de negocios internacionales, en Boston, EEUU, y se especializó en marketing. Ahí también hizo una pasantía en Toyota, donde aprendió el concepto americano de negocios, que era el volumen. “Ahora el margen proviene mayormente de la posventa y del crédito financiero”, apunta.

Siete meses en la cultura Toyota
Una de las condiciones que Toyota propone es que si alguno de sus socios locales elige a un hijo como alto ejecutivo debe recibir formación en Japón. “Hay historias de familias que fracasaron en la siguiente generación porque no conocían el negocio. Por eso fui siete meses a aprender de la cultura, filosofía, metodología y costumbres japonesas. La parte fundamental es la planificación, no a un mes, sino a cinco, diez y 15 años. Algunas compañías lo hacen incluso a 100 años. Toyota hace un plan de cinco años y todo se explica en una simple hoja para leer y tomar decisiones rápidas. No hacen un libro de tesis. Registran el problema y la solución, que es la base del planning”, explica.

Tras su primer retorno de Japón se integró como coordinador comercial a Toyosa en Bolivia. Menciona que su fuerte no era finanzas, pero ahora es lo que más atiende. Su segunda incursión en la nación asiática la hizo en su rol de embajador de Bolivia, por un periodo de un año y ocho meses. “Fue una experiencia interesante que cambió mi vida. Me enseñó a ser más prudente, a escuchar más y hablar menos. Japón es una gran nación, pero tiene poco territorio. En Bolivia hay mucho espacio para el crecimiento”.

El exembajador dice que le encantaría aplicar el orden que vio en la cultura japonesa. “Es un valor que se enseña en la escuela. Los niños están preparados para la adversidad”. Refiere que cuando ocupó la función diplomática su mejor resultado fue generar garantías para inversiones como la de Sumitomo, que destinó 600 millones de dólares a su operación en Bolivia.
Recuerda que al inicio de su gestión la embajada tenía solo tres funcionarios, pero llegó a contar con 10 para atender a 7.000 bolivianos. Una de sus iniciativas fue la habilitación de consulados móviles.

Una firma con 600 empleados
Toyosa cumplirá 43 años en Bolivia. “Mi padre fue el fundador. En 1981 fue distribuidor y en 1996 pasó a ser el único con Toyosa. Hoy tenemos 600 empleados y 35 puntos de venta. Nuestro estándar de calidad del servicio es del 95% y el índice de satisfacción del cliente es del 87%. El objetivo es subir al 92% y mantenernos”. “Al volver mi padre me apoyó para ejecutar cambios estructurales.

Ahora estamos más científicos en lo que hacemos. Tenemos un equipo humano formado en atención al cliente, pero tomará su tiempo. El negocio es sostenible y la industria crece”. Cuenta con 16 gerentes bajo su mando y se reúne con ellos cada lunes para evaluar el desempeño financiero y la atención al cliente. Cada 20 días participa en la reunión de directorio, en tanto que su jornada empieza antes de las 8:00 y a veces termina a la 1:00 de la madrugada, ya que por el huso horario, a esa hora se comunica con Japón. Sobre su estilo de gestión, considera que no hay un gerente igual a otro. “Siempre me baso en transmitir la verdad, por dura que sea.

Lo segundo es la planificación, ya que no podemos llegar a un objetivo si no entendemos dónde queremos llegar. Lo tercero es que el gerente debe dar ejemplo y mostrar liderazgo para que el equipo trabaje alineado. Yo puedo permitir que la gente falle, porque es humana, pero no que mienta. Si miente roba y si roba mata”.

Ha crecido un 14%
Reconoce que hay una contracción en Bolivia, pero considera que es normal en un nuevo ciclo económico. “La economía está un poco restringida por elementos políticos. La pregunta ahora es hacia dónde irá el país. Sin embargo, al margen de la pregunta de coyuntura de si Evo Morales se queda o se va, hay en Bolivia una necesidad de consumo y de educación grande. Hay necesidades de empleo. Es interesante que Argentina sea declarado país emergente, ya que es un gran aliado junto a Brasil. Aunque nuestras reservas bajaron, no están en punto negativo. El mayor problema es que no hubo tratados para captar inversiones y divisas ni fomento a las industrias. Existen pocas y el contrabando golpea a los empresarios”. Pese a la desaceleración, Toyosa creció hasta ahora un 14% más que en 2017, sobre todo por reducir costos y porque ofrece mejores precios y valor a los clientes. Alistan dos novedades: un vehículo de 23 mil dólares y un automóvil de 13 mil dólares.

El Grupo Saavedra también encara millonarios proyectos inmobiliarios como el World Trade Center de La Paz y ha incursionado en la industria con Casa Ideal en Santa Cruz, que permite edificar viviendas en menor tiempo y a un precio mínimo de 55 mil dólares. Finalmente, desarrolla Casa Campo, que contempla la edificación de un centro comercial, canchas de golf y viviendas en 260 ha. El CEO de Toyosa disfruta de la vida familiar y sus horas de ocio las pasa en el polígono de tiro y en el cine. Conduce una camioneta Toyota Hilux y apoya a su esposa Jimena, que tiene una firma de catering para niños. “Ella es mi comandante en jefe. Es el cimiento de mi hogar”, concluye.

Video Carlos Gill: 'Con el presidente Evo Morales hablo de logística. Yo soy el pionero del tren bioceánico'

Si hay algo que caracteriza a Carlos Gill Ramírez (61) es que ve oportunidades donde otros fracasaron. Así, en 2014 el empresario paraguayo-venezolano decidió comprar a Genesee & Wyoming el 50% de las acciones de la Ferroviaria Oriental, una compañía que, según sus palabras, “estaba muy destruida”. Al año siguiente fue el turno de la Ferroviaria Andina, que afirma que estaba en las mismas condiciones en manos del grupo chileno Luksic. Hoy los bolivianos, a través de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), conservan el 50% de la propiedad de los trenes.

En Ypané, pueblo distante 25 kilómetros de Asunción, Gill invirtió $us 20 millones para construir una planta de pinturas que fabrica varias marcas, entre ellas su línea Montana. Eligió el segundo piso de la compañía para recibir a una decena de periodistas bolivianos que invitó para hablar tanto de su trayectoria empresarial como de su relación con los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Venezuela, Nicolás Maduro. Desde 1996, Gill preside la junta directiva de Corimón, empresa venezolana dedicada a la producción y venta de una gran diversidad de productos industriales. Sus inversiones también están en banca, seguros y comercio. Entre las empresas que maneja están Firestone, Vencerámica, el canal español Vme Tv, la revista Hola de Venezuela, el periódico venezolano El Nacional, el diario digital El Navío, el sistema y arquitectura de los teleféricos de La Paz y El Alto, Montana y Wendy’s.

Pero ¿cómo llegó a Bolivia? Señala que era socio del Grupo Prisa (diario El País de España) en Vme Tv y al concluir la sociedad le ofrecieron acciones en el diario boliviano La Razón (2013). Así, el odontólogo, que nunca ejerció, inició su incursión empresarial en el país. Una de las revelaciones que sorprendió a los periodistas invitados a Paraguay fue enterarse de que Gill es socio de la constructora Cotienne, contratista que hizo el teleférico en La Paz y El Alto.

El acercamiento del empresario al Gobierno de Evo Morales siempre ha sido motivo de noticia, más todavía en tiempos del expresidente Hugo Chávez. En Ypané se mostró abierto a las preguntas. “Me cansé de los rumores y de que no se acuda a la fuente primaria. Dicen que soy dueño de PAT, ATB, Gravetal y el Banco Prodem, pero no es cierto. Ahí están las instituciones y documentos para investigar”, afirma.

En el último año, el Gobierno boliviano intensificó las reuniones con sus pares de los países vecinos para concretar el tren bioceánico. Gill se ilusiona, quiere que se concrete su anhelo: una especie de ‘canal de Panamá’ para trenes. “El bioceánico es un proyecto que debe realizar el Estado boliviano. Nosotros, como el consorcio privado que tiene la concesión, empujamos para que esto suceda”, reveló. El empresario anticipó que las ferroviarias ya tienen acuerdos en Brasil, Argentina y Chile para unir a través de rieles al Pacífico con el Atlántico. Así, Gill respondió a las preguntas de los periodistas que visitaron su empresa en Asunción:

—¿Su intención de hablar hoy y dar la cara es porque estará más activo en Bolivia?
No. Quise hablar y mostrar quién soy. Que se despejen las dudas, pero prefiero el bajo perfil.

—Pero, ¿hoy está dispuesto a responder a los periodistas?
Dicen que soy dueño de esto y no aparezco. Se crea un fantasma, Hay periodistas que, por razones desconocidas, hacen ruido. Cualquier mentira, si no se aclara, se convierte en verdad. Con toda sinceridad te puedo decir que es la primera vez que hago esto. Lo hice porque me cansé de que hablaran cosas que no son. Es fácil investigar, me preguntan todavía si soy dueño de Gravetal, la vendió el presidente de Cainco, entonces deben preguntarle a él. Es fácil investigar, cotizamos en la Bolsa Boliviana de Valores, donde todo es transparente. Me acusan de chavista, pero soy dueño del diario El Nacional. Respeto a los bolivianos, pero de todos los países en los que he trabajado, Bolivia es el más progresista. No soy fantasma, tengo un hijo en cada empresa, Carlos trabaja en Paraguay, César en República Dominicana, Enrique vive en Venezuela y yo vivo en España. Tengo las puertas abiertas, pero prefiero el bajo perfil. Yo hablé con el presidente (Evo Morales) y le dije: “Vine aquí a ganar plata”, y si fuera chavista, me quedaba a ganar plata en Venezuela. Yo hice lo contrario, me fui a Bolivia.

—¿Es complicado trabajar en Venezuela?
El primer grupo empleador es Polar, nosotros somos el segundo. Igual que Polar optamos por concentrarnos en el trabajo y exportar. Nos alejamos de la política.

—Tiene relaciones con dos países en los que se ve a los empresarios como opositores, ¿cómo se lleva con Morales y Maduro?
Es muy diferente un país a otro. No tiene nada que ver el modelo venezolano con el modelo boliviano. El modelo boliviano es progresista, si ven fríamente y no lo estoy defendiendo, soy apolítico y lo que hago es trabajar. El político y el empresario tienen su papel, y creo que mientras más uno se conserva en su papel más éxito tiene. Cuando un empresario se mete en la política pierde el norte. En Venezuela yo digo que funciona el modelo dentro del modelo y la gerencia generada en valor; es decir que los trabajadores sean accionistas de la empresa. Así, mientras más esfuerzo, mejor les va, se controlan y nadie tiene salario mínimo. Eso ayuda a que la gente valore la empresa y a sobrevivir. Estamos librados de los sindicatos y evitamos la fuga de talento.

—Se dice que no se nacionalizaron los ferrocarriles porque eran de su propiedad…
Voy a contestar eso como lo contesté a otras personas. ¿Usted tenía el deseo de que todo fuera nacionalizado? Si se está haciendo un buen trabajo y se permite el crecimiento del país, todo lo contrario. Yo se lo dije también al presidente: “estoy sujeto a que me nacionalicen”. Le dije que el día que quiera nacionalizar ferrocarriles llámeme y yo le digo cuánto invertí y me voy.

—¿Se reúne seguido con el presidente Evo Morales?
Muy poco, primero porque voy poco, dos o tres días a directorio. Estoy bastante ocupado.

—¿Y de qué habla con el presidente de Bolivia?
De logística. Yo soy el pionero del tren bioceánico, es muy importante para Bolivia.

—¿Cómo llegó a invertir en Ferroviaria Oriental?
Ferroviaria Oriental era del Grupo Gennesy Wyoming. Para hacer la historia completa Warren Buffet hizo un ‘takeover’ (tomar el control) y uno de esos fue Genesee & Wyoming, porque le interesaban los ferrocarriles de EEUU, Canadá y el norte de Australia. Yo le había dicho a un banco de inversión de Nueva York que me avisara cuando hubiera una posibilidad de inversión en logística en Sudamérica. La gente de Buffett dijo que no querían ni ir a Bolivia a hacer el ‘diu diligence’ de la compañía, entonces vimos la oportunidad, asumimos el manejo de una empresa muy destruida, descuidada, que solo movía un millón de toneladas de soya y hoy en día la soya se convirtió en el 23% de nuestra carga. Estamos diversificados. Cuando se dio la posibilidad de consolidar la sociedad en la ferroviaria vimos el Canal de Panamá en Sudamérica, que es la gran ventaja de Bolivia, vimos la hidrovía con salida a Rosario y ¿qué más vimos? El granero del mundo. Esa fue la razón por la que invertimos en Ferroviaria Oriental. Asimismo, nos asociamos con Carlos Caballero, desarrollamos los ferrobuses para distancias cortas y nos conectamos con Brasil. Además, nos dimos cuenta de que Bolivia no tiene puerto para salir al mar y el puerto de Rosario es supercongestionado. Vimos que se precisa un puerto para servir la carga boliviana en la cabecera del río y unir el Atlántico con el Pacífico. Hoy estamos en 2,2 millones de toneladas, 1.500 vagones e inversiones por $us 250 millones.

—¿Y Ferroviaria Andina?
Hace dos años adquirimos Ferroviaria Andina, que también estaba destruida. Compramos tres locomotoras nuevas de tecnología suiza que empezarán a llegar en febrero de 2019 para responder a proyectos como la urea, el cemento y el hierro.

—¿Siempre compra empresas quebradas?
El boliviano tiene muchas ganas de trabajar, es un país de esfuerzo. Nos asociamos con gente que tiene experiencia como la constructora Cotienne, que fue subcontratista para ejecutar el teleférico en La Paz. No contratamos con el Estado, somos uno de los subcontratistas del área de la construcción. De ahí nació la empresa y ya construimos100 casas en Santa Cruz.

—¿Y la conexión férrea de oriente y occidente?
Se trabaja para Bulo Bulo.

—¿Desde cuándo prevén que sería operativa?
Planificamos a 20 años, estamos en el año 10 con el 85% de lo planificado. Tenemos el plan de construir un puerto en Rosario de 27 hectáreas para garantizar que la carga boliviana tenga acceso a un precio razonable, porque ahora está congestionado el puerto y la prioridad son los argentinos. Sería una inversión de entre $us 80 y100 millones. Luego, cumpliendo nuestro sueño, participamos de la concesión de la malla oeste de Brasil, por lo que se completaría el tren bioceánico; hoy tenemos el 20% de las acciones. Entonces, por todo esto me reúno con el presidente Evo Morales, para ver la primera fase inicial. Ferroviaria Oriental y Ferroviaria Andina por primera vez serían operadoras de la Malla 20 de Brasil.

—Construirán un puerto en Rosario, ¿Puerto Busch estuvo alguna vez en sus planes?
Lo analizamos y lo seguimos analizando. Hay inversionistas europeos interesados en todo lo que es logística en Bolivia. Con Ferroviaria Oriental nosotros gastamos mucho tiempo y plata en puerto Busch y Mutún. Será realidad algún día la explotación completa y el desarrollo de Mutún.

—¿Y cuál será la influencia de la Malla 20 en Bolivia?
Yo lo resumo en que aquello que era un sueño ahora es realidad. En 2010 nos sentamos y pensamos qué vamos a hacer, completar la cadena logística férrea y agua, con la ferrovía y el puerto, y ahora queremos vinculación con Argentina, había tres puentes caídos, lo que impedía la conexión. Entonces, gracias a la compañía, se logró con Fonplata el crédito para arreglar los puentes y en año y medio vamos a tener salida a Pocitos. Luego la vinculación con Brasil, hace dos meses se hizo una firma de convenio entre los presidentes Evo Morales y Michel Temer, eso se dio gracias al esfuerzo ferroviario. No tiene nada que ver con política, lo que interesa es la integración. Hasta el momento en logística invertimos $us 300 millones.

—¿Hay voluntad para desarrollar el tren bioceánico?
Yo creo que sí, cada mes hay una reunión importante en la que participan los gobiernos interesados. La próxima es el 9 de julio en Perú. Creo que lo podemos comparar con lo que sucedió en la Comunidad Económica Europea. La integración de Argentina, Chile, Perú, Brasil, Bolivia y Paraguay es el verdadero Mercosur.

—¿Asiste a esas reuniones?
Yo no asisto, pero el doctor Rafael Abreu (director de la Ferroviaria Oriental) está ahí por nosotros.

—¿Otros planes en Bolivia?
El desarrollo de la pintura, de nuestra área de sanitarios y logística. Todo esto es a largo plazo.

—¿Cuánto prevé invertir?
En Bolivia, en los próximos cuatro años, vamos a invertir $us 250 millones, pero para Bolivia más por el puerto en Rosario.

—¿Y en agropecuaria y minería?
Tenemos un fondo ganadero que va progresando bien poco a poco, en minería presto la logística a San Cristóbal y Manquiri, pero no tengo inversión.

—Incursiona en la comida rápida con la franquicia Wendy’s en Bolivia, ¿cuántos locales abrirá?
A mí no me gusta decir mentiras. No tengo el plan, pero mínimo deben ser cinco, que es lo que te exige la franquicia.

—¿Es posible que Wendy’s se abra en el Ventura Mall?
Están estudiando eso, pero lo seguro es que abriremos en 2019.

—¿Prevé inyectar más recursos económicos a sus medios de comunicación?
Creo que con lo que tengo es suficiente. Eso sí, pienso convertir La Razón en un medio del futuro, no tradicional y por eso busco el apoyo de El Navío (su medio 100% digital) con mucha tecnología.

—¿Estará más activo en sus medios de comunicación?
Yo siempre digo que mientras más lejos el dueño, el medio es más exitoso. Mi esposa es periodista, forma parte de El Nacional, el diario de mayor oposición en Venezuela y ella no puede viajar a Venezuela por una nota que hicimos sobre Diosdado Cabello. Estamos luchando, pero ahí es difícil aplicar el modelo, dentro del modelo. En Bolivia se dice que soy dueño de ATB y PAT, pero solo soy propietario de La Razón.

—¿Todavía se mantiene alejado del medio de comunicación?
Sí, alejado. Sin embargo, este año soy presidente de La Razón. Viajo una vez al mes y puedo decir que hemos dado la vuelta. La tendencia es digital más que papel. El papel es estabilidad hasta que llega al 25% al que le gusta su diario y le gusta participar. Ahora trabajamos en web y sobretodo video.

—¿Cuál es la lógica de invertir en medios?
Mi esposa es periodista, antes invertimos en Vme Tv por negocio.

—En La Paz se dice que quien actúa como dueño de La Razón es Álvaro García Linera...
No sé por qué dicen eso. Realmente superviso yo. Antes no quería participar directamente, pero la directora de La Razón me reporta a mí y ahora estoy dentro por necesidad, por deterioro. Nadie es culpable, pero el negocio per se de la imprenta en el mundo ha disminuido. Y cuando tratas de llevarlo al smartphone la información corre tan rápido. Estamos tratando de adaptarnos, hay digitalización. Hay otra cosa que salva a este tipo de negocios, y es que todos han invertido bien en inmobiliaria. Entonces, por ejemplo, en Santa Cruz lo único que me une a ATB es que alquilamos el edificio a ellos. En cuanto a cifras, La Razón tiene 115 trabajadores, estamos en pleno proceso de reestructuración. Un proyecto importante es El Navío, que es 100% digital.

—¿Es usted socio de algún político boliviano en las empresas que dirige?
No en los medios, pero sí en otros sectores. Cuando fui a conocer al presidente, todo el mundo creía que a mí la ferroviaria me la entregó el Gobierno, pero yo la compré a Genesee & Wyoming y el 50% es de los fondos de pensiones, ni siquiera es del Estado. Los dueños son todos los bolivianos y en Ferroviaria Andina es un fondo de inversión chilena y luego está el Banco Mundial como socio, otra compañía chilena y nosotros.

viernes, 16 de marzo de 2018

Video CArlos Sedano en Bolivia De Corredor de Autos a Asesor empresarial

viernes, 12 de enero de 2018

Me paso la vida regateando

Me paso la vida negociando. Todo el tiempo. Tira y afloja. Cede aquí. Pon límites allí. Esa es, en resumen, la relación con el padre de mi hijo desde que me separé.

Que sí, que entendimiento y cordialidad ante todo, por mi hijo, pero que de tres favores que me pide, a uno siempre le tengo que decir no, porque antes era solo uno, luego dos, y enseguida pasan a tres. Y todos pasan por modificar mi vida y mis planes para que él pueda realizar los suyos. Toda la vida teniendo que decir “hasta aquí” porque el otro parece no entender que tienes una vida que ya no vas a modificar según le convenga a él. Lo más penoso es que se le olvide que le conozco mejor que su madre, y me la intente charlar sibilinamente, con lo que me molesta que no me vengan a las claras con lo que quieren.

Tengo mucha gente separada alrededor, con hijos, y lo siento si soy un tanto parcial en esto que voy a decir, pero a la hora de ceder y modificar normas y acuerdos, nosotras lo hacemos mucho más. ¡Ay de ti si no lo haces!: pasas inmediatamente al equipo de las Brujas y las Arpías Rencorosas. Pero llega un momento en que te das cuenta de que estás otra vez haciendo de tonta útil por alguien que ya solo está circunstancialmente en tu vida, no por tu hijo, y empiezas a decir no.

Hay que decir no más veces. Sin violencia y sin reproches y sin enojarse. Hay que trabajar la asertividad. Al principio dirás no dando muchas explicaciones, como excusándote, encima. Pero llegará un momento en que en menos de 30 segundos valores si estás dispuesta a cambiar tus planes o no, y te salga natural. “¿Puedes?”. “No”. Y ya está.

Es un buen consejo para evitar esa sensación de sentirte mongola porque eres siempre la que cede y hace favores al otro, que va de espabilado.

En el abordaje terapéutico, cuando trabajamos con la persona afectada por su ex, es conveniente focalizarnos en lograr modificar actitudes del paciente frente a la situación generada, de tal manera que se pueda evitar el desgaste emocional, la confrontación innecesaria y posibles daños en su nuevo vínculo y con sus hijos”, explica la psicóloga clínica y terapeuta familiar, Mónica Muruaga.

Lo cierto es que en el camino aparece una manipulación por parte del ex y, en algunos casos, le habla al hijo en común en contra del padre o madre; e incluso lo utilizan como chivo expiatorio para averiguar cosas que no pueden saber a través de su ex.

También, en casos más extremos, sucede que un ex cargado por el resentimiento de haber sido desplazado, o habiéndole marcado este límite, le habla mal a su propio hijo acerca de su madre o padre con el objeto de que el pequeño o adolescente se aleje de su nueva familia.

CONSEJOS ÚTILES PARA APLICAR

Existen algunos consejos para solucionar este problema y sobrellevar una buena relación con un ex con la mayor armonía posible, según Muruaga:

- Aprender a registrar y detectar los posibles mensajes subliminales, no manifiestos, que se esconden detrás de múltiples demandas y reclamos innecesarios, utilizando supuestas necesidades o problemáticas de los hijos, con la intención de manipular y llamar la atención de su ex.

- Colocar límites claros. Hacerlos saber y sostenerlos en el tiempo.

- Evitar las discusiones y conflictos innecesarios. Aquí vale la pregunta: ¿Tiene sentido responder este mensaje? ¿Por qué estoy dándole explicaciones? O me abstengo y no respondo, evitando de este modo que invada los espacios que ya no le pertenecen.

- No trasladar las discusiones de la ex pareja al espacio de la nueva relación. Logrando de este modo, quitarle el protagonismo buscado. Asimismo, se podrá preservar y cuidar la vida emocional de sus hijos y de su nueva pareja.

jueves, 14 de diciembre de 2017

Disney compra parte de Fox con series y películas emblemáticas



Walt Disney Co. anunció que alcanzó un acuerdo para comprar parte de 21st Century Fox por 52.400 millones de dólares en acciones después de la separación de las estaciones de televisión de esta compañía y el canal Fox News.

"Sobre la base del compromiso de Disney de ofrecer entretenimiento de la más alta calidad, la adquisición de estos activos complementarios le permitirá a Disney crear contenido más atractivo, construir relaciones más directas con consumidores de todo el mundo y ofrecer una experiencia de entretenimiento más atractiva", dijo Disney en un comunicado.

Disney obtendrá las cajas productoras de Avatar, X-Men, Fantastic Four y Deadpool. En cuanto a la televisión, con la adquisicón de los activos de Twentieth Century Fox Television, FX Productions y Fox21, se incuyen los programas "The Simpsons" y "Modern Family."

Las estaciones de televisión de 21st Century Fox y el canal de noticias Fox News serán separados antes de la operación.

"La adquisición de esta colección estelar de negocios de 21st Century Fox refleja la creciente demanda del consumidor por una rica diversidad de experiencias de entretenimiento que son más emocionantes, accesibles y prácticas que nunca", dijo el director ejecutivo de Disney, Robert Iger, en un comunicado.

Iger, quien previamente tenía previsto retirarse en 2019, ahora permanecerá en el cargo hasta 2021.

Disney ha estado tratando de reforzar sus posiciones en Hollywood y en la televisión al obtener la biblioteca de contenido de Fox para fortalecer su arsenal contra Netflix y otros rivales.

El auge de los servicios de streaming y el llamado movimiento de corte de cordón contra la televisión por cable, junto a la disminución de los ingresos por publicidad, han contribuido a un rápido cambio en el ambiente de las compañías de medios.

Disney, que posee las cadenas de televisión ABC y ESPN y grandes estudios de cine en Hollywood, tiene previsto lanzar sus propios servicios de streaming para competir con Netflix y Amazon.

Este acuerdo le dará también un control mayoritario en Hulu, otro popular servicio de streaming.

El anuncio fue hecho mientras otro gran acuerdo entre medios, entre AT&T y Time Warner, ha sido cuestionado por una demanda antimonopolios presentada ante el Departamento de Justicia estadounidense.

Antes de que el acuerdo se materialice, 21st Century Fox transferirá las estaciones y cadenas Fox Broadcasting, Fox News Channel, Fox Business Network, FS1, FS2 y Big Ten Network a una nueva compañía.

Los accionistas de 21st Century Fox recibirán 0,2745 acción de Disney por cada una de 21st Century Fox que poseían, según este acuerdo.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Carlos Machicado: 'Industria-universidad, su divorcio impide el desarrollo sostenible'



Bolivia se encuentra actualmente entre los países menos innovadores del planeta, según la décima versión del Índice Mundial de la Innovación 2017, elaborado por la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI) y otras siete instituciones especializadas de diferentes países que ubican al Estado Plurinacional en el puesto 106 de 127 economías y en el último lugar de la clasificación en Sudamérica. El informe evalúa la situación en los países mediante docenas de parámetros, desde la presentación de solicitudes de patente hasta el gasto en educación y ofrece así un panorama muy completo acerca de la actividad innovadora, que es cada vez más un motor de crecimiento económico y social. La evolución de esta capacidad en el país fue analizada por Carlos Gustavo Machicado en el foro Industrialización, Innovación y un Modelo Social Sostenible, realizado el 1 de noviembre por la Universidad Católica Boliviana y la Cámara Departamental de Industrias de La Paz.

— ¿Qué es lo que se entiende por innovación?

— Es una palabra que está de moda y aparece en todo, en los planes educativos de los colegios, en los líderes del cambio que están formando las universidades y en las ideas que venden las consultoras. Existen diferentes definiciones, pero me quedo con la del economista Joseph Schumpeter, quien indica que solo se puede hablar de innovación cuando se posiciona en el mercado un producto, un servicio, un proceso, un nuevo método de producción o de marketing, un nuevo suministro de materias primas, un nuevo sistema de distribución o una nueva estructura de mercado que hayan sido generados por medio de la investigación. Aquello que no cumple con ese requisito no es innovación, es simplemente un descubrimiento (...). Antes se pensaba que la innovación solo se daba en productos manufacturados, pero hoy en día se ha visto que los servicios pueden ser innovadores y al ser innovadores pueden ser también altamente productivos.

— ¿Cómo ve el estado de la innovación en el país?

— No existe una línea de investigación, un esfuerzo explícito, por medir la innovación en el Estado. Pero sí hay otros indicadores que nos permiten tener alguna visión de la situación de esa capacidad en el país, como el Índice de Competitividad Global (ICG) 2016-2017 (del Foro Económico Mundial) que ubica a Bolivia en el puesto 121 de 138 países y a su estado de innovación en el puesto 135 de 138. Uno de los elementos fundamentales para innovar es que exista una colaboración muy estrecha entre universidad e industria, porque la industria al final lo que va a hacer no es tanto innovar sino llevar adelante lo que ya se ha descubierto en las universidades. Pero el ICG nos muestra un muy grande divorcio entre las universidades y la industria con el que nunca vamos a llegar a nada, vamos a seguir manteniendo niveles de innovación que están cercanos y por debajo de los de países de África. Estamos realmente súper atrasados (...). Otros elementos que van en contra de actividades orientadas hacia la innovación son la sobrerregulación, los impuestos y la rigidez laboral.

— El Índice Mundial de la Innovación 2017 ubica también al Estado Plurinacional en el puesto 106 de 127 economías...

— No conozco el estudio, pero los derechos de propiedad intelectual también son algo muy importante para incentivar la actividad, ya que los alicientes para los investigadores que generan innovación por parte de los sectores público y privado son muy pocos, lo que explica también el retraso en investigación y desarrollo que tiene el país. El sistema de registro de patentes de Bolivia no está tan mal comparado con el de, por ejemplo, Perú; es un poquito burocrático pero funciona bastante bien.

— En el limitado desarrollo innovativo que hay en el país, ¿qué sectores económicos son los más representativos?

— Lo que se ha visto es que Bolivia ha innovado mucho en software (...). La evidencia de los estudios que se han hecho en el ámbito latinoamericano muestra que las tecnologías de información y comunicación (TIC) influyen muchísimo en esa capacidad. Entonces, en la medida en que todas las empresas, ya sea que estén dedicadas a manufacturas o a servicios, introducen TIC en sus procesos productivos pueden también incorporar innovaciones interesantes y eso también se ha visto aquí en Bolivia.

— ¿Es costoso innovar?

— El proceso tiene costos fijos muy altos, porque cuando uno hace investigación no sabe a qué va a llegar, puede ser que tenga éxito como que no, hay un cierto grado de incertidumbre.

— ¿Está lo poco que se ha avanzado en innovación en manos privadas, públicas, nacionales o extranjeras?

— Es tan baja la innovación que se hace que ni en el sector privado ni en el público se puede hablar de una innovación que esté enfocada a incrementar la productividad, las que se hacen son sencillas, para salvar el momento, no tienen visión de largo plazo. En la teoría económica se dice que las compañías tienen que innovar para mantenerse en el mercado y evitar ser desplazadas por una compañía mejor. En Bolivia eso no existe, las empresas más bien se protegen entre ellas y tienen miedo a competir en temas de innovación. En el país deberíamos ver eso, pero es así, las empresas que aparecen en estos índices (rankings empresariales) son las mismas todos los años. Entonces, pensaría realmente que ni las públicas ni las privadas están haciendo esfuerzos por innovar.

— ¿En qué tiempo se puede llevar adelante un proceso para desarrollar esta capacidad en el mercado nacional?

— En Bolivia se necesita hacer primero una reforma educativa que permita cambiar el currículo de las universidades, para que los estudiantes estén especialmente formados para ser investigadores, lo que no ocurre hoy. Estas mismas casas de estudio deberían luego contratar a esos estudiantes —una vez que hayan hecho maestrías y doctorados— para que hagan investigación bajo su mismo techo. Ese ciclo fundamental falta en el país.

— ¿La estructura educativa entonces no impulsa de ninguna forma la innovación?

— No

— ¿Y la estructura legislativa?

— Pensaría que no, porque la innovación requiere de seguridad jurídica, del respeto a los derechos de propiedad intelectual y a la propiedad privada, para que el día de mañana yo pueda hacerle un juicio al que copie mi trabajo, pero eso en Bolivia aparentemente no está garantizado por todos los problemas que tiene la Justicia. Hay otros factores que influyen al momento de hacer un juicio, si tengo plata, si me puedo comprar al fiscal, al abogado...

— ¿Qué efectos tiene la falta de innovación en una economía como la boliviana?

— La única respuesta a la desaceleración de la economía y al alcance de un desarrollo sostenible es la productividad, que esencialmente es innovación e investigación y desarrollo. En la medida en que logremos consolidar un modelo económico que se base en la productividad vamos a poder mantener tasas de crecimiento sostenibles y la única manera de mantener una productividad que sea sostenible es a través de la innovación (..). Los países que más innovan como Singapur y otros tienen —en el momento que más han innovado— tasas de crecimiento por encima del 8 o 10%.

— ¿Cuáles deberían ser las tareas primordiales para el desarrollo de la innovación?

— Hay muchos factores que influyen en la innovación, la regulación, los costos, la rentabilidad, el tamaño del mercado y otros, por lo que el punto de partida es la medición. Primero necesitamos saber qué problemas tienen las empresas para innovar y por qué las universidades no están investigando. Puede ser también que no haya científicos, porque según el ICG Bolivia ocupa el puesto 130 en disponibilidad de investigadores. Después se debe efectuar un diagnóstico de qué es lo que realmente las empresas están haciendo o no están haciendo en el sector y por qué. Una vez que se tenga la medición y el diagnóstico, Gobierno, empresarios y universidades deben reunirse y definir una alianza, una estrategia en las que todos salgan ganando (...). El Gobierno debe implementar políticas para fomentar un vínculo más estrecho entre los tres eslabones, pero sobre todo entre empresas y universidades porque al final son las empresas las que van a llevar a la práctica las investigaciones que hagan las universidades.

Pérfil:

Nombre: Carlos Gustavo Machicado Salas

Profesión: Economista

Cargo: Investigador senior del Inesad

Apasionado por la investigación y el desarrollo

Obtuvo su licenciatura en Economía en la Universidad Católica Boliviana (UCB) San Pablo y su maestría y doctorado en la misma rama en la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro (Brasil) y la Universidad de Chile, respectivamente. Es profesor de pre y posgrado en la UCB y la Universidad Privada Boliviana. Fue docente de las universidades de Chile, Mayor de San Andrés y Univalle; instructor del Banco Central de Bolivia; analista macrosectorial en la estatal Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas, y consultor para organismos internacionales como el BID, la CEPAL y el CEMLA, entre otros. Es también autor de libros y artículos académicos en revistas internacionales.

Javier Báez: 'El clima y el mercado global amenazan a la clase social emergente'



El 29 de noviembre, Javier Báez presentó ¿Desarrollo económico inestable? Choques agregados en América Latina y el Caribe, que evidencia los múltiples impactos que tienen los choques agregados (desastres naturales, conflictos civiles, crisis económicas, violencia, epidemias y otros) sobre las poblaciones más indefensas. En la región, cuatro de cada diez hogares están sobreexpuestos a estos shocks, familias que se encuentran en la frontera entre la clase media y la pobreza, y son altamente vulnerables a recaer en la pobreza, especialmente si sufren los efectos de alguno de estos choques, según el estudio, que no incluye a Bolivia.

— ¿Cómo avalúa la expansión de la clase media en la región?

— La disminución de la pobreza en América Latina afortunadamente es generalizada. Hay países donde la reducción ha sido muy loable, los indicadores de eliminación de la pobreza y de la proporción de población no pobre pero vulnerable son favorables.

— ¿Cuáles son los indicadores de pobreza y pobreza extrema que tiene sobre el país?

— Bolivia ha avanzado notoriamente en la lucha contra la pobreza. Entre 2006 y 2015, la incidencia de la pobreza moderada disminuyó de 60 a 39%, mientras que el porcentaje de población viviendo en pobreza extrema se redujo de 38 a 17% (...). El ritmo de la reducción se ha hecho más lento en los últimos años, sobre todo en el sector urbano. NdE. Datos del Instituto Nacional de Estadística proporcionados por el BM dan cuenta de que la pobreza en el área rural conservó una tasa descendente desde 2006 hasta 2015, pasando de 76,5 a 55%, en tanto que en el área urbana esa tendencia se mantuvo desde 2006 (50,3%) hasta 2013 (29%), para luego subir a 30,6% en 2014 y a 31% en 2015.

— ¿Qué países lideran la disminución de la pobreza?

— Perú es donde más se redujo la pobreza, es uno de los íconos en los que se ha visto mayor nivel de consumo de los hogares de la mitad de la población de más bajos ingresos y mejoras en educación, en salud, en empleabilidad, en calidad de empleo.

— ¿Cuál es la situación de las personas que han salido de la pobreza en Bolivia?

— Los hogares que han abandonado su condición de pobres tienen hoy sueldos más altos, hijos con mayor probabilidad de asistir a la escuela y generan un mayor uso de servicios públicos como electricidad y salud. Hay mejoras en la condición de vida, de sustento, de estos hogares, pero gran cantidad de ellos tienen inseguridad económica, pueden volver a caer en una situación de pobreza.

— ¿Cuáles son los principales choques agregados que harían subir la pobreza en el país?

— Hay principalmente dos. El primero es el externo. Debido a la estructura económica del país y a su dependencia económica de las exportaciones de gas, Bolivia es susceptible a las condiciones de cambio en el mercado internacional si hay menor demanda de ese hidrocarburo, lenta recuperación de precios y problemas por mantener ritmos actuales de producción. El segundo se relaciona con los desastres naturales extremos, lluvias y sequías que afectan el agro.

— ¿Qué impacto tienen estos riesgos en los ingresos de los hogares vulnerables?

— Afectan a su medio de sustento. Una sequía, por ejemplo, destruye los cultivos de los agricultores. Y siendo ese el principal medio de producción o la única actividad económica que tienen los campesinos, ¿cómo van a generar ingresos? o ¿cómo van a tener una economía de sustento? En el futuro, hay una destrucción directa de activos y de capacidad de sustento. ¿Cómo vemos a los hogares que no tienen ahorros, mercados de crédito?, pues tienen que dejar de consumir algunos de los bienes y servicios, incluyendo la alimentación. Con un menor número de calorías, un menor número de comidas al día, algunos niños pueden ser retirados de la escuela para buscar trabajo, entonces se crea en esos hogares toda una cadena de efectos negativos.

— ¿Estos choques agregados se mantendrán en el tiempo?

— América Latina por siglos ha sufrido desastres naturales y el calentamiento global parece indicar que la tendencia de más choques continuará. Entonces, Bolivia seguirá siendo vulnerable por esos fenómenos y por su dependencia del mercado de materias primas, que pueden afectar el crecimiento en los siguientes años.

— ¿Qué debe hacer el Gobierno para enfrentar estos riesgos?

— Bolivia tiene que seguir construyendo sobre las bases de los importantes logros en crecimiento que ha conseguido, seguir fortaleciendo el sector minero, aprovechar fortalezas de otros sectores productivos para diversificar la economía. El paso siguiente es atraer inversiones privadas para desarrollar esos y otros sectores, e invertir en sistemas y mecanismos en las zonas rurales, donde los ingresos están altamente determinados por las condiciones climáticas.

Pérfil:

Nombre: Javier Báez

Profesión: Economista

Cargo: Economista senior del Banco Mundial en el Grupo de Pobreza y Equidad para la Región de África

Planificador para el desarrollo

Obtuvo su licenciatura en Economía en la Universidad de los Andes (Colombia), su maestría en Desarrollo Económico en la Universidad de Harvard y su doctorado en Economía en la Universidad de Syracuse (Estados Unidos). Sus principales áreas de interés son desarrollo económico, pobreza, economía laboral y evaluación de impacto. Sus investigaciones se centran en temas de pobreza y desigualdad, en particular sobre factores que afectan la acumulación de capital humano y la movilidad económica. Además de colaborar con el Banco Mundial, es investigador asociado del Centro de Estudios Laborales de Bonn (Alemania). Trabajó en 12 países, entre ellos Brasil, Colombia y Pakistán.