lunes, 20 de marzo de 2017

Si es dueño, tenga sueldo

Existe un sinfín de razones de por qué quiebra una empresa, y quizás una de las más comunes es que se mezcla las finanzas personales con las empresariales.

Aunque usted sea el dueño de la empresa, es necesario fijarse un sueldo ya que esto le ayudará a conocer sus costos de una manera más clara y, sobre todo, es una de las formas más efectivas para controlar el dinero.

Determinarse un sueldo tal vez le parezca un tanto absurdo, ya que puede ser que una de las razones por las que inició su empresa es para no tener dificultades financieras, pero hacerlo evitará que “desangre” a la empresa, es decir, que empiece a sacar dinero destinado a las operaciones de la compañía para su beneficio propio.

Si su negocio es exitoso y usa el excedente de dinero para sus gastos personales, y no tiene un sueldo fijo, se autolimitará para crecer pues no sabrá de cuánto dinero dispone para reinvertirlo en crecimiento o en actualización de maquinaria.

De igual forma, fijarse sueldo será favorecedor en sus finanzas personales pues le ayudará de las siguientes formas:

Administración. Podrá saber exactamente cuál es la cantidad que dispone para gastar en el mes, lo que le permitirá planear sus gastos personales, especialmente si es de las personas que “quema” el dinero.

Ahorro. Tener un negocio propio no es justificación para no ahorrar, al contrario, al depender directamente de lo que le sucede a la empresa necesita estar preparado para imprevistos y emergencias; quizás un mes muy malo no le dará las ventas esperadas y, por consiguiente, no obtendrá el ingreso que regularmente recibe y tendrá que recurrir a endeudarse debido a que no tiene ahorros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada