domingo, 25 de septiembre de 2016

Aprenda cómo ahorrar su dinero y programar gastos

El ahorro “es la acción de separar una parte del ingreso mensual que obtiene una persona o empresa con el fin de guardarlo para el futuro. Se puede utilizar para algún gasto importante que se tenga programado, algún imprevisto o emergencia económica”.

Un enfoque muy común es pensar que el ahorro del mes es lo que queda después de realizados todos los gastos. Con esa forma de pensar, muy probablemente no se ahorrará gran cosa, a no ser que seamos personas extremadamente disciplinadas y enfocadas en nuestros objetivos de largo plazo.

Ingresos - ahorro = gastos. Una vez que hemos tomado la decisión de ahorrar, ya sea para comprarnos un auto, para pagar los estudios universitarios de nuestros hijos, o cualquier otra cosa, es importante decidir dónde guardaremos el dinero y si buscaremos obtener una rentabilidad; es decir, si deseamos ganar intereses para reinvertirlos y así a la larga acumular un monto mayor que el que se obtendría si solo se guarda el dinero bajo el colchón o en una caja fuerte.

El principal factor a considerar al evaluar las diferentes opciones, es el riesgo. Guardar el dinero bajo el colchón es claramente una de las alternativas más riesgosas, mientras que ponerlo en una caja de seguridad de un banco parece ser lo menos riesgoso.

Por más seguro que se encuentre guardado nuestro dinero, estará expuesto a la pérdida del poder adquisitivo que ocasiona la inflación. Supongamos que la inflación promedio anual es del orden del 4%. Si ahorramos Bs 1.000 y los guardamos en una caja fuerte durante cinco años, el poder adquisitivo se habrá reducido, después de cinco años, a Bs 820, expresado en dinero de hoy. Es decir, que después de cinco años, con los mismos Bs 1.000 podremos comprar menos bienes de los que podemos adquirir hoy.

En el anterior ejemplo, si al menos deseamos mantener el poder adquisitivo de nuestro dinero, tendríamos que invertirlo a una tasa de interés igual o superior al 4% anual. Esto puede lograrse, por ejemplo, abriendo un depósito a plazo fijo (DPF) en un banco. Después de transcurridos cinco años, el banco nos devolvería alrededor de Bs 1.216. El mayor inconveniente de abrir un DPF es que si por alguna razón es necesario liquidar la operación antes de la fecha pactada de vencimiento, se perderá el interés acumulado. Si el DPF tiene la particularidad de ser negociable en una bolsa de valores, esta situación no representaría un problema.

Que otras opciones hay para ahorrar. Hay mil y una formas de invertir el dinero. Cada una de ellas trae asociado un riesgo. Por ejemplo, prestar el dinero a una tasa de interés alta puede resultar altamente rentable, pero también puede perderse la totalidad del capital invertido si el prestatario no devuelve el dinero.

Dentro de las opciones menos riesgosas, además de la banca, tenemos el mercado de valores. Una persona puede, por ejemplo, con los mismos Bs 1.000, adquirir acciones o bonos corporativos emitidos por una empresa muy rentable, de mucho prestigio y con un récord intachable de cumplimiento de sus obligaciones crediticias. Estos valores pueden transarse en la bolsa de valores en cualquier momento, lo que resuelve el problema de las repentinas necesidades de liquidez que eventualmente puede enfrentar una persona.

Sugerencia
Los fondos de inversión abiertos como opción

Alternativa. Una opción sobre la que deseamos profundizar en esta ocasión, es invertir el dinero en un Fondo de Inversión Abierto (FIA), que es el patrimonio de un grupo (grande o pequeño) de inversionistas que ha confiado sus ahorros a un administrador en el que puede confiar, pues existe una autoridad que vigila constantemente su accionar. En el día a día del inversor medio hay un tiempo limitado para tomar decisiones de inversión, por lo que delegar estas decisiones a la sociedad administradora que está conformada por un equipo de profesionales altamente calificado que se dedica exclusivamente a implementar estrategias de inversión, suele dar mejores resultados a largo plazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario