martes, 21 de enero de 2014

La ergonomía mejora la productividad en la oficina

Una correcta iluminación (artificial y natural), un adecuado diseño de los puestos de trabajo y una mejor distribución de la oficina son algunos de los elementos que componen los espacios laborales y que pueden incidir en una mayor productividad en los trabajadores. Aldana Fernández, gerenta general del Centro de Orientación Integral LUÁ, señaló que las condiciones físicas pueden ser un factor favorable o desfavorable que contribuye o perjudica; que impulsa o desmotiva el desempeño laboral de los colaboradores. Fernández recomendó usar la ergonomía en la oficina, la cual diseña lugares óptimos de trabajo y herramientas útiles para los colaboradores, contribuyendo notoriamente a que el ambiente físico se vuelva un elemento favorable para aumentar su productividad y bienestar. Por su parte, el experto en recursos humanos, Carlos Antelo, indicó que dentro de la oficina existen seis factores que influyen en la productividad de los empleados: la acústica, la calidad interior del aire, el confort térmico, la iluminación, el diseño de las estaciones laborales y el reparto de la oficina. “Crear un espacio de trabajo que mejore el rendimiento de los empleados no es tan difícil como parece”, expresó Antelo, que añadió que se puede recurrir a una encuesta interna para conocer y dar prioridad a dos o tres factores que los trabajadores consideren primordiales para tener una oficina más productiva

No hay comentarios:

Publicar un comentario